1

Radiohead en SJ

Después de tanto esperar, Radiohead por fin confirmaba fechas, ahora la bronca era conseguir boletos, porque en waste y ticketmaster “se acababan” en segundos y “casualmente” las páginas de reventa (hijas adoptivas de ticketmaster) tenían miles de boletos disponibles, donde podías pagar más de 10 veces el precio general,  más obviamente las cuotas que se sacan de la manga estas páginas y claro anunciaban que estaban “sold out” pero el día del evento en todas las fechas supimos que vendieron entradas en taquilla.

Primero lo intentamos con Coachella, bueno lo pensamos, por que con esos precios solo se quedo en buenas intenciones (maldita vida de adulto responsable), luego siguió Phoenix, nada, San José, nada y ya por ultimo Santa Bárbara y no porque estuvieran “sold out”, pero  marcaba error y simplemente no se podía, nadie podía.

Después de intentarlo miles de veces  nosotros y varios amigos en México y USA nos decidimos a buscar la pagina de reventa menos desconfiable; encontramos la que tenía los boletos de Admisión General en piso (GA Floor)  en el “mejor precio”, los compramos, respiramos hondo, hicimos changuitos y nos sentamos a esperar a que llegaran los boletos y fueran reales.

Un par de semanas después llegó el paquete, lo abro y ¡oh sorpresa!, no hay boletos, es un gift card y una vil hoja de puro texto, sin logo, ni membretado, ni remitente, ni nada, sólo decía que éstas eran mis entradas y ya!… empieza el pánico …llamadas histéricas pidiendo explicaciones a vividseats, ticketmaster y HP Pavilion… nadie me ayuda, unos dicen que no me preocupe, otros que no saben y otros simplemente me dejan en “espera”… continua el pánico.

Comprar o no comprar los boletos de avión… los compramos… si no entrábamos al concierto aprovechábamos la vuelta para visitar a la familia y pasearnos ¡San José nos vemos en un par de semanas!… empezaba la emoción … ya estaba todo listo, solo quedaba esperar y hacer changuitos por que todo saliera bien.

Se llegó el día, -¿ahora si ya estas emocionado cosita?- le pregunto al novio/marido/fan#1, -¡no!hasta que estemos adentro- me contesta (estábamos en la pura entrada del HP Pavilion), no había fila, se nos hizo sospechoso o era muy temprano o  éramos los más groupies, así que el novio/marido desesperado se fue a buscar a los demás groupies.


Resulta que a la vuelta estaban entregando las pulseras para el GA Floor, corrimos, pero ¡oh sorpresa! tenían lista de compradores y no sabíamos a nombre de quien estaban los boletos, corrimos a la taquilla para ver si alguien de ellos sabia como conseguir eso por medio de la “giftcard”, pues resulta que estaban a nombre de una tal “Dance Academy” y pues ni como hacernos pasar por bailarines con nuestras esbeltas figuras, pero finalmente si nos dieron pulsera y “reglas para hacer fila”, -¿ahora si estas emocionado cosita?- le volví a preguntar al novio/marido/fan#1/histérico  -¡no! hasta que estemos adentro- me vuelve a contestar.

Nos pusimos a hacer fila mientras leíamos las reglas y resulta que no es necesario hacer fila, ya que la pulsera tiene número y ese es el orden en el que nos dejarían entrar, uchales ¡somos el 271!, como sea nos quedamos a esperar y esperar y esperar …. y esperar un poco más y por fin unos viejitos con rompevientos amarillos nos empezaron a formar por números, así como en la escuela, te regañaban si no estabas en tu lugar y tú muy obediente te acomodabas.

Por fin empezó a avanzar la fila, ahora sí llego el momento de la verdad, un tipo con una terminal de tarjeta colgada como cangurera agarra el gift card y sin revisarle nada ve que se pone la lucecita verde y ¡nos deja pasar!, -¿ahora si estas emocionado cosita?- vuelvo a preguntar al novio/marido/fan#1/histérico -¡no! hasta que estemos adentro- me vuelve a contestar, pasamos la entrada y otra muralla de seguridades que revisaban pulseras y boletos, igual todos viejitos con rompevientos amarillos, y volteo con el novio/marido y ahora si no le tuve que preguntar nada… tenia una cara de felicidad que no podía con ella (podía/podíamos) y corrimos como niños en disneylandia hasta el stage.


Todavía faltaba 1 hora y media para que empezara, así que esperamos ahí enfrentito, a una persona de estar en 1ra fila y en estado de alerta para proteger ese lugar tan privilegiado que teníamos, para nuestra sorpresa no había ni hubo en ningún momento empujones, nos dejaron traumados los chilangos, todo tranquilo, nosotros desesperados, por fin empezó Other Lives, el show ‘X’ la música muy linda, ipero que ya se acaben para que empiece Radiohead!.

Ahora si ya empezó, no lo podemos creer, el escenario se prende, las pantallas vuelan, tenemos a unos cuantos metros a Thom Yorke cantando Bloom en sus lindos pantalones rojos mientras el escenario se viste de morado… sin palabras… aunque tenga a un tipo que mide más de 2m delante de mí, todo esto es mágico.

Luego 15 Step en cyan, me muero, Morning Mr Magpie en rojos, Kid A en hermosos azules, revivo, Staircaise, The Gloaming, verde, The National Anthem, morado, The Amaizing Sounds of Orgy, Climbing up The Walls, rojos, Karma f*cking Police en blanco & negro, Identikit, Lotus Flower, bailamos al ritmo exotico de Thom, There There, azules, Feral, Little by Little, naranjas, Reckoner, se van, regresan, Separator, I Might be Wrong, debut en el tour, Myxomatosis, verdes, Everything in its Right Place, se van de nuevo, regresan con piano al centro, The Daily Mail, rojos, éxtasis, Planet Telex, debut en el tour y cierran con Idioteque en azules y nos despiden las pantallas pintadas de todos colores… de repente obscuridad.

Nos quedamos viendo el escenario, vacío, negro, aferrándonos un poco más al éxtasis de hace un momento …ahora sí empezamos a caminar hacia la salida, todavía volando, con ganas de que esto no hubiera terminado, pero encantados de haber estado ahí.

2

Del Corona Capital y otras chilangadas

¡Por fin Portishead en México!,  me “sorprendió” mi novio/marido por haya de junio con los boletos VIP´s, y aunque una semana después anunciaran  que estarían en LA, no importo, porque nos encanta el DF y yo jamás había estado en un concierto por aquellos lados, además, estar en la primera presentación de mi banda favorita en México, era más de lo que yo en la secundaria podía imaginar (ya hace bastantes añitos) cuando ni siquiera me pasaba por la mente que fueran a volver a tocar, y heme aquí sosteniendo los boletos para verlos por segunda vez y en mis tierras.

Después de hacer una cuenta regresiva por varios meses, se llegó el día, volábamos de noche para llegar la madrugada del mero día del festival y aunque los pronósticos eran lluvias, tormentas, botas e impermeables, la ciudad nos dio la bienvenida con un cielo despejado, ¿y ahora qué hago con este abrigo que cargo?.

Dormimos un par de horas, nos bañamos, un desayuno a la pasada y ¡vámonos!.  Tomamos el metro “patriotismo”, chilangos regulares, pero a medida que nos acercábamos, el feeling musical se sentía y así como en el ComicCon es “follow the geeks” para llegar al evento, acá fue “follow the hipsters ” y lo hicimos.

Por fin llegamos al autódromo Hermanos Rodríguez a la entrada 5, caminamos y caminamos y caminamos más hasta que por fin llegamos a la entrada verdadera, mareas de gente como era esperado, granaderos y perros asegurando la entrada, como no me lo esperaba,  la música ya sonaba, el sol estaba en su máximo y nos fuimos directo al área VIP por nuestra respectiva camiseta conmemorativa y  provisiones para la acampada.

Ahora sí, directo al escenario Capital, por que déjenme decirles que no había nada más que ver aparte de los escenarios y aunque me duele con todo mi corazón no poder ver a Moby ni a CSS, Portishead me espera.

Después de una larga caminata bajo el sol, empujones y una cheve, llegamos a lo que podría decirse la 2da fila en el puro centro del escenario; llegando sonaba Lebaron, grupo que jamás había escuchado antes, pero estaban bien,  le siguió Wild Beast,  la gente enloqueció, pero la verdad no entendí por qué; le siguió OMD, muchísima energía y ide qué manera prendieron al público esos beats ochenteros! Mi  mente viajo en el tiempo.

Empezaba la batalla contra la marea de gente, pies bien plantados, codos en posición y repegones al por mayor.

Ahora si empezaba lo bueno, Santigold, que confieso la conocí por el lineup del evento. Cuando recién entro como que la sentía forzada, pero una vez que empezó la gente a corear, brincar y empujar su cara cambio y la energía se puso interesante, muy divertido su show, su música, los vestuarios y bailarinas, hasta paso a gente del público a bailar al escenario.

La marea de gente seguía apretujándonos, empezaron a salir los primeros desertores de la batalla, nosotros seguíamos en posición de guerra.

Después le siguió The Editors, otra banda más, música normal inglesa; ahora si los empujones se pusieron buenos, pecho contra pecho, codo contra codo, repegón contra…  las aplastadas estaban en su máximo, venían de todos lados;  morritas y morritos pidiendo a gritos que los de seguridad los salvaron de morir aplastados, y no muy lejos de nosotros se escuchaba ¨pinche ceeerdaaaa¨, ¨pinche marrano maricooooon¨ (léase en tono chilango); y yo apunto de rendirme, era demasiado, apretujones, olores, repegones… Pero me aguante como las machas.

Llego la hora, el éxtasis y la melancolía, llegaron los bajos y ritmos grises, la voz y el felling  aquebrantados, no quedaba otra más que escuchar, sentir, dejarse llevar… y rogar porque se callaran el tipo que tenía atrás que juraba que se sabía la letra y que cantaba en ingles…

Abrieron con Silence ¨Esteja alerta para a regra dos três…¨ estaba en el paraíso, luego Nylon Smile, Mysterons, la piel chinita, The Rip con las animaciones de Nick Uff de fondo, Sour Times, Magic Doors,  los visuales de fondo se movían al ritmo de la melancolia, Wandering Stars, mi espiritu se elevaba, Machine Gun, Glory Box, me moria, Chace the tear, Cowboys, volvía a nacer y con Threads, se despidieron, mi corazón lloraba de emoción y tristeza al mismo tiempo,  la gente enloqueció, ¨oootra oootra¨, por favor, es Portishead no entienden esas cosas…

¡Y que regresan con Roads! …mi cuerpo explotaba  y ahora si cerraron con We Carry On, la música no dejaba de sonar cuando Beth se bajó a saludar a los fans de la primera fila, osea nosotros, osea a mi… por mientras en el escenario aventaban baquetas, uñas, setlist y cuanta cosa se les atravesaba, pero el destino ya lo había decidido, y a mi novio/marido le cayó en las manos/codos/pecho la uñita que aventó Adrian Utley, ahora si nuestro altar estaba completo.

Sin aterrizar todavía, continuamos nuestro camino hacia The Strokes, pero el mundo de gente trunco nuestra caminata, así que hicimos escala en la cerveza, nos la echamos y continuamos el recorrido, nos sentamos en el VIP a escuchar de lejos y decidimos escapar temprano para no ser atacados por la multitud… plan fallido, gente por todos lados, cero taxis a la vista, caminatas eternas, muchas horas después del ¨escape¨ pasaron por nosotros, ahora si… a descansar y soñar eternamente con los tonos y sensaciones al que Portishead nos transportó esta noche.

Les dejo el audio del concierto, no es la mejor calidad, pero si es un buen recuerdo.
Portishead live @ Corona Capital 2011 by filax4500

PD. Preguntenme cuando vuelvo a ir a un concierto en el DF… nunca, lo siento pero los gringos me tienen muy mal acostumbrada.

0

Noches Sónicas

Logo para serie de conciertos que se realizarán en CEARTE